c/ Duque de Sesto, 10. Madrid.    912834700

Dalmai Yoga BLOG

Un espacio para la lectura, la reflexión y la energía centrandonos en la auto conciencia corporal y mental.

Designed by Yanalya / Freepik

Motivos por los que siempre estamos cansados

¿Te levantas deseando que llegue el momento de poder echarte una siesta, pero es lunes y sabes que no volverás a casa hasta las ocho? Vivimos en una sociedad crónicamente exhausta, así que no eres el único. Si no sabes por dónde empezar y quieres hacer algo con ello, los puntos de más abajo pueden darte algunas pistas.

1) Duermes poco
Suena a evidente, pero aun así es un punto fundamental. Los españoles duermen entre media hora y una hora menos que el resto de europeos. Es curioso porque, aunque existen estudios que indican que las mujeres necesitan dormir más que los hombres debido a la mayor interconexión cerebral, las españolas duermen de media diez minutos menos que los hombres… No está de más observar durante unos días a qué dedicamos la última hora antes de irnos a la cama y reflexionar si realmente era necesario estar despierto… Dejar a un lado las pantallas al volver a casa (ordenador, móviles, televisor…) ayudará a conciliar el sueño más rápido y de forma más efectiva. Y… ¡muy importante! Aprovecha los fines de semana para descansar y recuperarte, no para trasnochar.

2) No bebes suficiente agua
Gran parte del cansancio (¡y del mal humor!) se quita simplemente hidratándose. Incluso a veces tendemos a comer cuando sentimos falta de energía y lo que realmente deberíamos hacer es tomarnos un vaso de agua. Cuando bebemos menos de lo que necesitamos, la sangre se vuelve más espesa y el corazón bombea de forma menos eficiente, cayendo en picado la velocidad a la que oxígeno y nutrientes llegan al organismo.

3) Te faltan nutrientes por mala alimentación
El hierro es clave a la hora de mantener unos correctos niveles de energía, el magnesio, si se presentan deficiencias en el organismo, puede hacer que tengamos la sensación de que el sueño no nos repara… Según algunos, dados los métodos de producción actual resulta difícil estar bien nutrido sin recurrir al uso de complementos vitamínicos. Según otros, estos complementos no se llegan a asimilar correctamente… En cualquier caso, el objetivo es mantener una dieta equilibrada y saludable, consumiendo alimentos lo más frescos posibles, y convertir a los productos procesados en la excepción, y no la norma. La comida basura desgasta y debilita el organismo: suele contener altos niveles de azúcar, y estos picos de azúcar en sangre generan fatiga y la necesidad de consumir de nuevo aún más azúcar.

4) Haces poco ejercicio
Los humanos estamos hechos para movernos, no para pasar horas sentados en una silla, y no hay nada mejor para recuperar las fuerzas y el buen humor que moverse, ya sea practicando algún deporte, bailando, practicando yoga… Deja a un lado las recomendaciones mínimas de “dos horas de ejercicios a la semana” e intenta moverte el máximo posible. Eso sí, si tienes problemas para dormir evita realizar ejercicios intenso a última hora del día.

5) Tampoco tienes sexo…
Al igual que con el ejercicio, aunque en un primer momento pueda resultar “cansado” el sexo siempre ayuda a revitalizarnos, y de paso contribuye a que durmamos mejor. Practicar sexo hará que segregues endorfinas (lo que aumentará tu sensación de euforia), oxitocina (la hormona del “amor”, lo que hará que te sientas más unido a tu pareja) e inhibe el cortisol (la hormona del estrés). En la mujer, además, tener sexo hace que aumentos sus niveles de estrógeno, lo que mejora la calidad de los ciclos REM del sueño.

6) Te puede la autoexigencia… O el desorden
Son las dos caras de la misma moneda. Tanto si eres del tipo perfeccionista que necesita tenerlo todo controlado, como si eres de apariencia descuidada porque al final no llegas a pasar a la acción, en ambos casos te estás dejando llevar por pensamientos poco constructivos o paralizantes. Plantéate recurrir a técnicas de control mental como la meditación o incluso contar con el apoyo de un psicoterapeuta, que te enseñe a ver las cosas de otra manera.

7) Sufres hipotiroidismo
Existen casos de hipotiroidismo leve o subclínico que pueden pasar inadvertidos durante años, y ser incluso confundidos con estados depresivos. Si has probado todo lo demás y no funcionaba, y si además cuentas con antecedentes familiares de problemas de tiroides, no dudes en pedir a tu médico que te haga unas pruebas.

8) No te da el sol
El sol hace que liberemos melatonina, la hormona que regula nuestros ciclos de sueño. Esto es lo que explica por qué en verano dormimos menos horas y, sin embargo, tenemos más energías. Busca la manera de tomar algo de sol todos los días o, en su ausencia, y si tu sueño está desregulado, prueba con complementos de melatonina (muy adecuada, también, en casos de jet lag).

9) Estás deprimido
Hay personas que sufren depresiones (ligeras o no tanto) y no se dan cuenta. Si estás pasando por una etapa de cansancio, desánimo y falta de ilusión continuos, quizás hayas entrado en una fase depresiva. Existen soluciones naturales para combatir la depresión, como tomar hierba hipérico (que aumenta los niveles de serotonina) o practicar algún ejercicio intenso (como correr). Pero no está de más recurrir a un especialista para llegar a la causa del problema.


#DalmaiYoga #yoga #cansancio #ejercicio #dormir #agua #sol


ver todas las entradas del blog

Estamos en:

c/ Duque de Sesto, 10. Madrid.
(pasada la verja blanca, local dcha)
28009 Madrid

Contacto

+34 91 2834700
info arroba dalmaiyoga punto com

Dalmai Yoga "Yoga Físico y Mental"