c/ Duque de Sesto, 10. Madrid.    912834700

Dalmai Yoga BLOG

Un espacio para la lectura, la reflexión y la energía centrandonos en la auto conciencia corporal y mental.

from Freeimages by GeorgeCrux

Mandalas, el orden universal en tu interior

Pintar y colorear. ¿Quién habría dicho hace unos años que estaría bien visto ver a un adulto coloreando libros de dibujos cual niño pequeño, cuidando de no salirse del borde? Pues los mandalas lo han hecho posible. Estos libros se han hecho tan populares que hasta las librerías han tenido que crear apartados exclusivos para ellos.

¿Qué es un mandala? A juzgar por los estantes de las librerías, se tratan de dibujos donde destaca la simetría y la repetición. Los motivos son de lo más variopintos, aunque suelen abundar los dibujos florales o representativos de la Naturaleza. ¿Pero qué era, en origen, un mandala? La palabra mandala procede del sánscrito, lengua culta y sagrada de la India. Mandala quiere decir “círculo” y es una representación simbólica y esquemática, una especie de “mapa” del Universo muy extendido en las tradiciones del Hinduismo y el Budismo. Los mandalas suelen utilizarse como un instrumento que facilita la meditación, o como una especie de guía que recuerda el compromiso con una práctica específica. El mandala no sólo simboliza el Universo: también es una representación de la mente iluminada, la mente que se ha hecho una con el Todo (“como es arriba es abajo”).

En los mandalas tradicionales es habitual que dentro de un círculo exterior aparezca un cuadrado interior, aunque también pueden encontrarse cuadrados con círculos dentro. Cada lado de ese cuadrado contiene una puerta central (una especie de “T”), que hace referencia a los distintos puntos cardinales (la puerta Norte, Sur,…). Dentro de ese cuadrado pueden aparecer a su vez nuevos cuadrados, con más puertas, que conducen hasta el centro del dibujo. Pero existen una gran variedad de mandalas, en función de las tradiciones. Algunos son simplemente formas geométricas, otros incluyen palabras, figuras que representan a deidades…

Poniendo orden
Probablemente, uno de los responsables de que los mandalas hicieran su entrada en Occidente fuese el psiquiatra y psicoanalista Carl Jung (1875-1961), familiarizado con la cultura oriental. Jung tenía visiones de imágenes circulares a las que comenzó a denominar “mandalas”. Según él, los mandalas eran un medio de su inconsciente para recuperar el equilibrio.

Los mandalas que encontramos en las librerías no son fruto de nuestra sabiduría interna, probablemente ni siquiera tampoco de la de sus autores, pero es indudable que pueden ser un vehículo externo que nos ayude a alcanzar cierta organización y equilibrio interno. No es algo nuevo. Si hay unas manos ocupadas habrá una mente calmada, lo sabía hasta Einstein (qué no sabría Eistein… ;). Cualquier actividad que implica un trabajo manual nos ayuda a calmar la mente y puede llegar a convertirse en una meditación, ya se trate de tejer, modelar con barro o hacer collares de cuentas.

Con los mandalas la ventaja es que cualquier puede ponerse a hacerlo si necesidad de un conocimiento previo. Se juega con la atención y la paciencia, se incluye un pequeño espacio para la creatividad al escoger los colores y el mantener la atención en figuras simétricas va instalando el orden en nuestro interior. Es curioso porque, en la tradición budista tibetana, es frecuente entre los monjes realizar en celebraciones especiales mandalas con arena de colores, y se considera una práctica meditativa: los completan, se pueden admirar durante unos instantes y después el mandala es destruido. Toda una enseñanza sobre la impermanencia y la fugacidad de la vida.


#DalmaiYoga #yoga #mandala #colorear #meditación #relajación #simetría


ver todas las entradas del blog

Estamos en:

c/ Duque de Sesto, 10. Madrid.
(pasada la verja blanca, local dcha)
28009 Madrid

Contacto

+34 91 2834700
info arroba dalmaiyoga punto com

Dalmai Yoga "Yoga Físico y Mental"